En 1990 El Problema de Monty Hall abrió las puertas, nunca mejor dicho, al mundo de la televisión: se trata de algo bastante sencillo, un concursante frente a 3 puertas que contienen una de ellas un gran premio y las otras dos, regalos que no suelen tener demasiado valor. El concursante debe elegir una de las puertas pero una vez seleccionada el presentador del concurso, conocedor de lo que se esconde detrás de cada una de ellas, le ofrece al concursante cambiar su elección. Y es ahí, justo en ese momento, cuando las matemáticas y la estadística nos ayudan a resolver ese supuesto dilema, cambiar o no cambiar nuestra primera elección.

Yo soy yo, por lo tanto no soy tú. Nos sentimos seguros dentro de nuestro territorio pero los límites pueden ser lugares de inestabilidad, de peligro; aún así es en los bordes, en las fronteras entre nosotros, donde se intercambian las ideas y se obtiene conocimiento

 

En general, el planteamiento del problema más bien parece una paradoja puesto que aunque pueda parecer lo contrario, cambiar nuestra primera elección nos daría una ventaja en nuestra estrategia del 33,33% la cual, sumada a nuestro 33,33% inicial, supondría acertar 2 de cada 3 veces [es decir, mayor que 1 de cada 3 veces si deciden finalmente no cambiar].

Por lo tanto y si alguna vez se encuentran en alguna situación parecida olvídense de la psicología inversa que suelen utilizar los presentadores de concursos y denle las gracias por el regalo, dejen de lado sus emociones y miedos y resuelvan el problema con ayuda de las matemáticas y la estadística.

Y como todo lo que nos rodea tiene que ver de alguna forma con personas y su comportamiento, con matemáticas y estadística, en esta nueva publicación citamos un artículo publicado recientemente en la revista digital Muy Interesante “En los barrios más verdes hay menos delincuencia. Un estudio propone una sencilla solución para aumentar la seguridad en nuestras calles: plantar árboles”.

En el artículo anterior se hace referencia a un estudio del año 2001 y en donde se llegaba a la conclusión que más zonas verdes y más árboles podría ser una solución para reducir el número de crímenes y la tasa de delitos y por ello, publicamos en extracto uno de nuestros últimos estudios relativos a Madrid Capital que pueden ver aquí (sección Porfolio de esta web) o aquí (enlace directo al documento), además del siguiente enlace a Twitter con el hilo publicado por uno de nuestros analistas con otras imágenes del informe original (ver aquí).

 

Comparativa zonas verdes y árboles viarios - Madrid capital

A la izquierda del gráfico, superficie en Ha.; a la derecha del gráfico, número de árboles viarios

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de email no se hará pública.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

¿Cómo podemos ayudarte?